Confesi˛n a la cual fuŔ Galileo obligado hacer a pesar de no estar de acuerdo con la misma.

" Yo Galileo Galilei, Florentino de setenta a˝os de edad, constituido personalmente en juicio y arrodillado ante vosotros, Eminentýsimos y Reverendýsimos Cardenales de la Iglesia Universal Cristiana, Inquisidores Generales Contra la Malicia HerŔtica, teniendo ante mis ojos los Santos y Sagrados Evangelios, que toco con mis propias manos, juro que he creýdo ahora, y que Dios mediante creerŔ en el porvenir, todo lo que sostiene, practica y ense˝a la Santa Iglesia Cat˛lica Apost˛lica y Romana. he sido juzdado vehemente sospechoso de herejýa por haber sostenido y creýdo que el Sol era el centro del mundo e inmovil, y que se movýa, por eso hoy, queriendo borrar de las inteligencias de vuestras eminencias de la que todo cristiano cat˛lico esta sospecha vehemente concebida contra mi raz˛n, y con una sinceridad de coraz˛n y con una fŔ no fingida, maldigo y detesto los dichos errores y en general, todo error.

FuŔ condenado a prisi˛n perpetua, luego se le conmuta esta pena por reclusi˛n al la quinta de los MŔdicis, mÓs tarde en su propia casa.

Agrega la historia que luego de la desici˛n del Tribunal, se levant˛ y murmur˛ " e si mueve " ("y sin embargo se mueve").

Make your own free website on Tripod.com