Make your own free website on Tripod.com
Causas que determinaron la Reforma

Religiosa.

Religiosas y Morales.

La Iglesia Católica tenía en su poder un Estado y el Papado actuaba como su soberano. Su elección dependía generalmante de los intereses políticos de los señores italianos o extranjeros, y, más de una vez, los jefes de la Cristiandad fuerón hombres impuestos por la fuerza de las armas y no por su preparación religiosa, moral o intelectual. Los altos cargos eclesiásticos se otorgaban muchas veces, a nobles mal preparados desde el punto de vista religioso, que los codiciaban para gozar de ventajas materiales que ellos ofrecían. El alto clero frecuentemente acumulaba enormes riquezas, llevaba vida mundana y licenciosa, no practicaba el dogma, abusaba de su poder y su prerrogativa sin preocuparse por sus deberes inherentes a su cargo. A finales del siglo XV y a principios del siglo XVI se contaban grandes escandalos de la Corte Pontificia de Roma. Del Papa Alejandro VI se dice que fue de grosera inmoralidad y se dedicaba principalmente a conseguirle propiedades y posición social a sus hijos, César y Lucrecia Borgia. Julio II era un soldado, consagrado a la tarea de hacer de los Estados papales un sólido proncipado italiano. Lorenzo X hijo del banquero Lorenzo de Mèdicis, se dedicò enteramente a la nueva ciencia y al nuevo arte, a la arquitectura y al teatro, y con objeto de obtener dinero para reedificar la Basílica de San Pedro de Roma y hacer frente a su desprendimiento y despilfarro, recurrió a los procedimientos financieros más censurables. Creaba nuevos beneficios eclesiásticos y los vendía. Aumentó los ingresos con indulgencias, jubileos y tributos normales. El mundanismo y la inmoralidad que en Roma prevalecian se reflejaron por toda la cristiandad en las vidas de muchos dignatarios menores de la iglesia y en la de los seglares de las clases elevadas.

Ademas de los conclictos entre los reyes y los Papas. Aquellos pretendían ser la primera figura espiritual en sus Reinos y éstos que los Reyes fueran coronados por los Papas como una especie de subordinación a ellos, esto causó un sentomiento exacerbado del espiritú nacionalista lo que aumentó la tensión de éstos frente al Papado.

Y para colmo de todos los malestoares las predicaciones de Wycleff y Huss habían creado un precedente de insubordinación contra el Papado.

Volver al principal.
Volver a Causas.

Para escribir sólo pincha aquí