Make your own free website on Tripod.com
 

       Políticas
 

    Durante muchos siglos anteriores al siglo XVI, La Iglesia Católica no había sido sólo una organización religiosa, sino también una gran potencia política que hallaba facilmente motivo de choque con otros estados políticos. Sus dignatarios Papas, Obispos, Sacerdotes y monjes pretendian ser independientes de los gobiernos temporales y superiores a ellos. Poseian extensas propiedades, habitualmente exentos de toda contribución tributaria a los gobiernos temporales. Imponian directamente tributos a todos los fieles sin intervención alguna a la potestad civil. Juzgaban en sus tribunales propios, sin tolerar recursos a otros tribunales laicos todos los asuntos que concernían al clérigo y ciertas clases de ellos que afectaban a seglares. Esta jurisdicción política de la Iglesia fue necesaria en los tiempos feudales, pero en el siglo XVI, los Monarcas laicos reprimían el feudalismo; crecía entre los seglares la ambición política; el orgullo local se iba ensanchando hasta llegar a ser patriotismo nacional. Surgían en Europa Occidental fuertes estados nacionales, y en otros puntos crecía la demanda popular de los mismos. los Monarcas Nacionales y presuntos leían autores como Maquiavelo y aspiraban un despotismo. Se iba estableciendo la Soberania Nacional y lo único que faltaba para completarla era someter a la religion al dominio nacional. Los monarcas reales deseaban tener las  riqueza e influencias de la Iglesia; codiciaban sus tierras, sus tributos y sus tribunales. Los patriotas de los países que no tenían aún Monarquias Nacionales se sentian inclinados a ver en el poder político de la iglesia el principal obstaculo a sus naciones aspirantes. 
 

 Volver al principal

 Volver a Causas
 

Para escribir sólo pincha aquí......